miércoles, 4 de mayo de 2011

Escuchas el susurro del silencio, realmente ¿lo oyes? Shh, tranquilo, disfruta de la calma. Quieto, permanece en la apacible armonía que ella sabe aliviar heridas. Nútrete de la sensación de placer depurandote . Ponte cómodo y disfruta este cúmulo de paz y esperanza. Apuesto a que ya hasta lo puedes oler. Entonces hazlo, respiralo y no te detengas. Embriágate de ello el resto de tu eternidad. Porque en mi mundo no existe el jamás, y el nunca hace tiempo desapareció.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.